• - Una lámina de hojaldre fresca.
  • - Un bote de cabello de ángel.
  • - Unas poquitas pasas sultanas.
  • - Dos yemas de huevo.

Esta receta es muy sencilla, rápida y riquisima para meredar o desayunar. Todo un placer.

Se toma una hoja de masa de hojaldre fresca, la puedes comprar ya hecha, salen muy ricas. Se divide la masa en tres partes por la zona más larga y se corta con un cuchillo y una tabla para que el corte salga recto. Sobre esos rectangulos que nos han salido se coloca un cordón de cabello de angel y unas cuantas pasas sultanas (sin pepitas ni rabito), no pongas mucho porque debemos cerrar la masa a modo de cilindro.

inicio

Una vez tenemos el cilindro cerrado hacemos la forma de caracol dejando las vueltas un poquito separadas puesto que el hojaldre en el horno crece y si no le dejamos espacio puede abrirse la masa y colocamos en la bandeja del horno sobre papel de hornear y la costura de unión de la masa de hojaldre se colocarán hacia abajo para que no se vea.

IMG-20131012-WA0002

Se colocan en sobre papel de hornear en la bandeja del horno. Posteriormente pintamos la masa con yema de huevo batido y a horno durante 10-12 minutos (observar cuando esten doraditas se sacan), precalentado a 180 grados, debemos colocar la bandeja en el tercio superior del horno para que se dore.

IMG-20131012-WA0001

Una vez que salen del horno se colocan en una rejilla para que se enfríen y no se peguen al papel.

Como decoración yo le pongo un poquito de azúcar glass y cuadraditos de chocolate pero en eso puedes dejar volar tu imaginación.

Disfrutad de esta merienda tan rica en familia.