La sarten con abundante mantequilla y azucar, para formar la primera capa