Mezclamos el azucar con los huevos