y por otro lado el caldo del escabeche...