• 1 huevo.
  • Harina de maíz
  • Pan rallado
  • Mermelada de tomate

Hoy hemos decidido hacer un entrante muy sencillo pero muy rico y facil de hacer. Hemos elegido el queso camembert por ser muy cremoso y con un intenso sabor que encaja perfectamente con la mermelada de tomate.

El primer paso sería preparar todo para el rebozado, el huevo batido, la harina de maizena y pan rallado.

DSC_0007

Ingredientes.

Se parte el queso en porciones tamaño croqueta, ni muy pequeños ni muy grandes. Una vez cortado el queso, se reboza en la maizena y luego en huevo posteriormente en pan rallado. Para que quede un rebozado resistente se vuelven a pasar por huevo y pan.

Una vez terminada esta operación se ponen en el congelador para que el queso quede un poco endurecido y al freir nuestros bocaditos no se derramen.

DSC_0011

Bocaditos friendose.

 

Cuando esten alrededor de 30 minutos en el congelador se pone una sarten con aceite y cuando esté caliente se van friendo las croquetas de queso, dejando el tiempo justo para que se dore el rebozado (no freir mucho tiempo porque se rompe la croqueta y se sale el queso liquido).

Sacar rápidamente y poner sobre papel de cocina para que absorba el aceite.

Se toma calentito con la mermelada de tomate para acompañar. Un entrante exquisito.

DSC_0015

Muestra de presentación